Presentación

Esta es Ankhiara Lhamia, descendiente de un clan de vampiros antiguo. Ella sabe todo sobre su familia menos como acabó siendo humana teniendo ese pasado vampírico de miles de años. Por eso, Ankharia está decidida por todos los medios a volver a su esencia.

Anuncios

Capítulo 14

Redecoramos un poco la casa que ya e hacía falta y compramos muchos muebles nuevos, tenía un aspecto muy bonito.

Construimos un sótano en el que desarrollar nuestras habilidades durante el día sin el peligro de morir quemados.

Mis pequeñas plantas de fruta de plasma iban creciendo poco a poco y yo me esmeraba en ellas puesto que quería crear un gran jardín.

A Sinforoso le llamó la atención la escultura y se puso a ello de inmediato, muy concentrado y alegre.

Excavando con uno de mis inventos descubrí una cueva brillante. No sabía que hacer. Podía tener tesoros.

Al final me metí de lleno en ella para investigar los tesoros que me depararía y viví un montón de aventuras. A la vuelta conseguí un montón de gemas preciosas que me dieron mucho dinero. Y eso siempre es bueno.

Estaba tan contenta que esa noche con Sinforoso lo pasé de lujo, ya me entendéis. Fue un día digno de recordar.

Pero de repente Sinforoso se levantó de la cama muy mareado y empezó a gritar mientras un halo rojo le recorría el cuerpo. Sabía lo que le estaba sucediendo….

Sinforoso se había transformado finalmente en vampiro. No sé por qué pero de vampiros siempre veo a todo el mundo más guapo. Estaba increíble.

Unos días después me levante con unas nauseas tremendas y terminé vomitando. A lo mejor me había cogido algo no sé…

Sinforoso iba mejorando mucho con la escultura y ahora tallaba cosas en hielo. A lo mejor dejaba su trabajo y se dedicaba por completo a la escultura.

Un día me pidió que posase para él en una escultura, yo no estaba muy convencida pero acepté. El resultado fue impresionante.

Colocamos la escultura en la entrada de la casa, hasta que se derritió, Sinforoso aún no era tan exerto como para hacer esculturas que no se derritiesen.

Y un mes después lo supe, estaba embarazada de nuevo! Estaba tan contenta con la noticia, por fin tenía otra oportunidad de engendrar a una niña.

– Ankhiara: Sinforoso, estoy muy contenta, vamos a tener un hijo! Sólo falta la esperanza de que sea una niña!!

– Sinforoso: si, yo también quiero que sea una niña, tengo muchas ganas de cuidar de ella y velar por su futuro.

– Ankhiara: sería nuestro pequeño tesoro. La heredera de todo lo que hemos logrado.

A sinforoso le gustaba hacerme estatuas mientras me iba creciendo la barriga. Le hacía ilusión verlas. Y yo pues estaba contenta de mostrar mi embarazo a todo el mundo.

Durante el último mes, me hizo otra estatua para ver cómo me había crecido la tripa y comparar con las otras que teníamos.

– Ankhiara: AHHHHHHHHHHHHHHHHH!… creo que ya viene Sinfoo

– Sinforoso: no te muevas, cariño lo siento, es una tonteria lo de las estatuas sólo quería retratarte ahora que estabas tan guapa. Vamos al hospital.

Así que volando fuimos al hospital en nuestra limusina.

Llegamos al hospital rezando por que fuese una niña. Una niñita preciosa que siguiera con mi plan y que liderase al clan en mi ausencia.

Pasé de nuevo por el pasadizo secreto para maternidad vampírica y ya, no recuerdo más…

Hasta que desperté al lado de Sinforoso y dos hermosas criaturas! Cassandra y Harry! Por fín había nacido una niña! Ahora todo estaba saliendo a la perfección.

Capítulo 13

Llegó una época en la que me dio por dibujar. Y me pasaba las horas muertas dibujando bocetos de arquitectura o de moda. Me había planteado llegar a la maestría de todas las artes y la verdad es que ya llevaba varias.

Estuve muchos días hablando con sinforoso por chat. Quería que las cosas con el fueran poco a poco y no quería liarla asi que hablaba con el un poco todos los días peor no quería llegar a nada romántico todavía.

Genial. Ahora el fantasma de mi novio muerto también sale a dar por ****. Esto es un festival, el que no rie es porque no quiere… en fin …

Él salía cuando me iba a trabajar y se tumbaba a dormir en mi cama, en fin, un cielo vamos.

Me regalaron una guitarra y me gustaba atocar y aprender las melodías. Me relajabaen estos momentos de tensión. Buscaba por encima de todo casarme y tener una niña. Era todo lo que quería. Una vida placentera. E irme de vacaciones.

También me regalaron este pedazo de jacuzzy impresionante. Remplazó al antiguo y quedó a la espera de ser usado en una ocasión especial.

Decidí que los muertos de mi solar merecían un lugar mejor en el que descansar en paz, asi que les construí un minicementerio en el que pudieran estar tranquilos en un rincón de mi parcela enorme.

Me compré un terrario y una pitón enana para tener un poco de compañía en la casa. Ahora que los chicos se habían ido me sentia muy sola, y mas con las cosas que me estaban pasando ulimamente.

Empecé una plantación de frutas de plasma al lado del cementerio para poder cosechar mi propia comida. Me parecía mejor que beber siempre de los mismos bricks en la nevera.

Había ascendido mucho en la rama criminal y ya estaba cerca del liderazgo. Pronto todos esos secuaces serían mis subditos y entonces ganaré una pasta!.

Según iba ascendiendo los trajes eran mas bonitos y yo era más reconocida entre mis cómplices. Las cosas iban bien.

A los pocos días fui a hablar con sinforoso que me dijo que había envejecido! Horror! Ya no podía ir mas despacio o este hombre también se me moriría. La muerte se reía de mi desde su trono. Estúpida muerte. Ya vería ella.

Fui a ver a sinforoso esa misma tarde para hablar de nosotros.

– Ankhiara: Sinfo cariño. Nos conocemos muy bien verdad?

– Sinforoso: si. Yo diría que somos como uña y carne. Me encanta disfrutar de tu compañía.

– Ankhiara: me alegra oir eso. Porque ahra que veo que has envejecido tengo que contarte mucha cosas!yo… yo estoy enamorada de ti. Lo que pasa es que quería que las cosas fueran poco a poco. Pero no quería dejar pasar tanto tiempo. Lo siento.

– Sinforoso: en serio? Yo también estoy enamorado de ti Ankhiara pero ya es muy tarde. Pronto moriré..

– Ankhiara: tengo que confesarte algo más. Soy una vampiresa.

– Sinforoso eso ya lo sabía peor no me importa.

Entonces empecé bebiendo de su sangre como ritual. Al principio se asustó pero le gustó y confió en mi.

Nos besamos apasionadamente para sellar nuestra unión.

– Ankhiara: tengo una poción Sinforoso, puedo hacer que vuelvas a ser jóven y asi podremos vivir juntos y felices mucho tiempo.

– Ankhiara: quiero que seamos una pareja, quiero que tengamos niños precisosos y que juntos vivamos felices.

– Ankhiara: Sinforoso, cásate conmigo.

– Sinforoso: claro que quiero Ankhiara! Claro que si! Te quiero.

Nos casamos en una boda íntima y vino a vivir conmigo. Por fín! Chupate esa muerte! Esta vez gano yo!

Una vez en casa le di a Simforoso la poción rejuvenecedora para que volviera a ser el de siempre y pudiera vivir conmigo muchos años.

Sinforoso se la tomó…

Y volvió a ser el joven adulto de quien me enamoré.

Después le mordí para que siempre estuviesemos juntos.

Y empezaba la cuenta atrás otra vez. Ahora sólo había que esperar…

Esa noche dormimos juntos y pude ser feliz como hacía tiempo que no lo era…

Capítulo 12

Me escribía mucho con el y pronto surgió la chispa entre nosotros. Le invité por la noche para una cita inolvidable.

En la cita nos besamos. Lucio estaba cañón! Estaba muy ilusionada.

– Ankhiara: había pensado que como nos conocemos de algún tiempo y nos llevabamos bien nose… podríamos… alomejor tu querrías…

– Lucio: salir contigo?

– Ankhiara: puedes….

– Lucio: por supuesto!

– Ankhiara: no sabes lo feliz que me haces con esto!!! – y salté a sus brazos.

Esa noche dormimos juntos pero no hicimos nada. Nuestro amor era puro. Por una vez me sentia enamorada y no como un objeto de deseo y placer.

Pero parecía que la suerte no estaba de mi lado y al despertarme la realidad me acosaría como un jarro de agua bien fría.

Lucio estaba muerto! Al salir al jardín vi sus cenizas y lo comprendí. Debió de salir al sol sin darse cuenta y se achicharró! Menos mal que yo ya tenía mi corazón de piedra y no me afectó mucho.

Apareció la muerte, dispuesto a llevarse a Lucio, pero yo le dije que jugásemos su vida a una partida de ajedrez. Alomejor podía ganar y entonces no estaría todo perdido.

Nos sentamos alrededor del tablero. Yo jugaba las blancas, como no. Fue una partida intensa, de la que resulte perdedora. Y la muerte como siempre, consiguió lo que quería y se lo llevó de mi lado. Veo tanto a la muerte que a veces pienso que debería dejar de buscar y casarme con ella….

Se iban acumulando las muertes en mi solar y eso hacia que cada vez hubiese más lápidas. Deberíz construis un minicementerio…

Ahora que otra vez me habían arrebatado el amor no tenía mucho que hacer, asi que me puse a inventar, con la esperanza de que se me ocurriese algo bueno.

Estuve inventando durante muchas horas, de las cuales en alguna ocasión casi me muero qemada! Menos mal que llegué a tiempo a la ducha para apagar el incendio.

Así fue como inventé la máquina del tiempo. Además de algunos juguetes tontos y artilugios inútiles. Estaba ilusionada, tenía ganas de ver lo que me deparaba el pasado o el futuro en alguno de sus viajes.

Me dispuse a viajar al futuro. Marqué las coordenadas y …

A dentro! En el viaje me mareé muchisimo pero llegué a una época superior donde todo era distinto. Corrí un montón de aventuras y jaleos y hasta obtuve un libro pero nada más no conseguí encontrarme y saber si yo tenia pareja, si tenía una hija y nada acerca de mis planes.

Un par de días después decidí salir a Plasma 501 y conocer a alguien, el primero que fuese. Pero necesitaba encontrar el amor pronto. Me estaba volviendo loca con tanto impedimento.

Cuando llegué a plasma 501. Ya habían cerrado, pero siempre quedaba la última copa, la copa en la que se hacen los amigos…

Así fue como conocí a sinforoso martínez. Un puertoriqueño de lo más sabrosón.

Estuvimos hablando toda la noche.

Sinforoso me acompaño a mi casa y me fui a dormir. Decidí que esta vez iría despacio con los hombres para ver si llendo asi conseguía que todo saliese bien.

Unos días después Sinforoso me invitó a una fiesta en su casa. Y yo toda emocionada acudí sin pensármelo.

Cuando llegué vi que no vivía en una casa muy lujosa pero eso no me desalentó. Yo tenía muchas ganas de conocer a sinforoso y saber como era y si podía enamorarme de él. Pero la fiesta se complicó, como todo en mi vida.

Uno de los asistentes a la fiesta se murió! Pareciera como si la parca me siguiese por allá por donde fuese.

Llegó y se llevó a la pobre abuela de sinforoso como quien se lleva el cambio de un bar.

Y por si una no fuese poco, la muerte se llevó también al abuelo de sinforoso! Yo no sabia que hacer, sentía que todo era por mic ulpa y sinforoso estaba destrozado.

Todos los invitados se fueron y me quedé yo sola con sinforoso. Le dije cuanto lo sentía y que tenía mi apoyo para lo que necesitase. Él estaba muy apenado y me dio las gracias de corazón.

– Sinforoso: sabes? Todo esto ha sido una mierda, era una fiesta para que la gente se divirtiera y en vez de eso he perdido a mis abuelos…

– Ankhiara: Te entiendo, se lo que esperder a alguie y más a alguien que aprecias…

– Sinforoso: oh gracias. Me alegro de que te hayas quedado conmigo ayudándome a pasar este mal trago.

– Ankhiara: no importa, para eso están los amigos no? Tranquilo, todo saldrá bien, yo estoy aquí…

Capítulo 11

Los pequeños polluelos no perdieron el tiempo y se pusieron melosos con sus mejores amigas. Se enamoraron de ellas profundamente tanto axel como Leo. Se pasaron toda la noche ligando con ellas.

Leo y Latika se besaron. Se dieron su primer beso y estaban emocionados.

Tanto que Leo le pidió salir a Latika. Ella acepto encantada y le pididó ir al baile de fin de curso juntos.

– Leo: claro que quiero ir al baile contigo! Estoy tan emocionado de que por fin sea todo de verdad. Te quiero Latika. Me alegro de que descubriesemos esas pociones para convertiros en mujeres de verdad. Siempre os hemos querido.

Axel y Electra no perdieron el tiempo y en su habitación hicieron los mismo. Axel se le declaró y la invitó al baile. Realmente esta semana que me habia ido de casa se respiraba amor en la casa.

Llegó el día del baile. Axel y Leo habían contratado a una limusina para que fuera a buscarles. Estaban todos muy entusiasmados y nerviosos.

En el baile lo pasaron en grande, bailaron juntos, bebieron ponche, y se declararon amor eterno. Estaban tan felices… me mandaban mensajes contandome cosas como que habian bailado increíbles, que es habían seguido los pasos. Que Axel y Leo estuvieron muy pendientes de sus parejas y que estaban muy enamorados.

Al terminar el baile, los 4 adolescentes cumplieron años y se convirtieron en jovenes adultos licenciados.

Primero Latika.

Electra…

Pero Leo y Axel crecieron de forma diferente.

Les rodeaba un alo rojo, y murciélagos, porque había llegado la hora…

La hora de convertirse en vampiros.

Esa noche le pareció muy buena a Walter para darse un baño en cueros en mi jacuzzy. Nose cuando dejaría de aparecer por ahí…

Mientras, los jóvenes adultos decidieron irse a estudiar a la universidad y abandonarme asi que una vez más estaba sola ante el peligro, como quien dice.

Cuando volví hablaba mucho con ellos por teléfono peor no era lo mismo que tenerles en casa, les echaba de menos. Y también a Demian, sin él no era lo mismo.

Me pasaba los ratos libres inventando en mi taller para calmar mis tristezas por sentirme de cero. Al menos ya no vivía con 3 trozos de pared y un saco de dormir.

Conocí a un vampiro llamado Lucio. En el trato era muy simpático y me divertía pasando las noches con él. Quizás el me ayudase a olvidar a Demian.

Capítulo 10

Leo y Axel eran unos niños listísismos, lo aprendían todo rapiídismo, y se interesaban por un montón de cosas. Desde el ajedrez hasta la escritura.

Ahora que ya eran mayores tenían sueños vampíricos. Que monos cuando duermen.

Las muñecas de Axel y Leo desaparecieron! En lugar de eso tenían amigas invisibles!cobraron vida y eran sus mejores compañeros. Nadie podía verlos, solo ellos.

Mis dos hijos se interesaron también por el mundo de las pociones y empezaron a investigar. Creo que buscaban algo en concreto pero no me lo querían contar.

A veces las cosas no salian como querían y salian chamuscados! Pero eos no les desanimaba.

Descubrieron una poción que le dieron a beber a sus amigas invisibles.

Y esto las convirtió….

En niñas de verdad!! Por fin tenian un mejor amigo de carne y hueso. Yo las acogi en mi casa y fueeron mis hijas adoptivas. Se lo pasaron muy bien los 4. Y yo estaba muy orgullosa de mis hijos. Habían aprendido mas de 5 habilidades completas. Estaba segura de que les iría genial.

Unos dias después fueron los cumpleaños de los 4 niños de la casa. No hay que decir que se conviritieron en unos adolescentes guapisimos y yo estaba muy orgullosa, aunque no pudieran ser descendientes del clan lhamia como tal. Ese era un derecho resrrvado a las mujeres. Los hombres eran del clan Malik. Aún asi yo estaba orgullosisima.

Leo, con un pelo moreno como yo.

Axel, igual que su padre.

Electra, que pasó a ser una adolescente muy guapa para proceder de un muñeco de hojalata.

Y Latika. La mejor amiga de de Leo.

Ahora que eran mayores me tomé la libertad de irme de vacaciones unos días y dejarles al cargo de la casa. Al fin y al cabo yo también he sido adolescente.

Capítulo 9

Los gemelos daban muchísimo trabajo, estabamos casi todo el día pendientes de ellos y mimándoles a todas horas.

El señor de la oscuridad se ponía celoso de los gemelos porque ya no le hacíamos tanto caso asi que por la noche me quedé un rato mimándole.

El espíritu de Walter seguía apareciendpo y se ponía a acusarme de ser infiel con su hijo, a jugar al ordenador… como si no hubiese pasado nada y siguiese vivo.

Todas las noches venía a recriminarme la traición que le había hecho. Pobrecito, se quedó completamente prendado de mí.

Helen, que murió de hambre, venía también por las noches, pero ella venía a cocinar y comer. Debe ser horrible estar muerta de hambre constantemente.

Por sus contínuas visitas, Walter y Helen parecían de la familia. Estando en el salón comiendo o viendo la tele, mientras nosotros nos ocupábamos de los gemelos.

Pasaron los días y notaba a Demian cambiado. Como maligno, planeando siempre cosas malas que hacerles a los demás, y discutiendo conmigo continuamente sobre por que dejop que los fantasmas aparezcan por casa en vez de encerrarlos en una botella.

Al final Demian y yo no congeniabamos tanto como pensaba y me abandonó porque decía que ya no era la malvada de la que se enamoró. Se llevó al señor de la oscuridad con él.

Me quedé completamente sola, rodeada de espíritus y con dos críos que no podían ser los herederos de el clan. Vaya mierda. Me habían roto el corazón joder. Ahora si que iba a ser despiadada con quien me molestase.

Llegó el cumpleaños de Axel y Leo. Y cómo no la única invitada era yo.

Axel pasó a ser infante…

Y Leo también. Ahora había que cuidarles más que nunca, es una etapa muy importante.

Darles la comidita en la trona…

Aunque era más fácil darles un bibe a los dos juntos en el suelo.

Descubrí la poción rejuvenecedora al llegar al máximo de mi habilidad lógica. Me la tomé y volví a ser una joven adulto. Necesitaba más tiempo para que mi vida volviera a su cauce y los planes siguieran según lo previsto.

Los próximos días estuve enseñando a Axel y a Leo a caminar.

Una vez que Leo aprendió no paraba quieto y se escondía en cualquier sitio para jugar.

Hasta les enseñé a usar el orinal para que aprendiesen a ir solitos.

Axel y Leo tenían unas muñecas mágicas que enviaron a casa sin remitente. Parecían especiales y les cogieron mucho cariño. Yo las llamé Electra y Latika.

Como cuidar de los dos niños era mucho trabajo acabé cogiendo insomnio y no dormía mucho, mientras me cogí una semana de vacaciones para cuidarles me ponía a punto para mi trabajo con la máquina que me regalaron de hacer pesas. Quería volver al trabajo a punto para ascender.

Cuando tenía un rato. Mientras los niños dormían, me escapaba al jacuzzy para relajarme. Estaba muy dolida por el abandono de Demian y no sabía que hacer ahora.

Por último, enseñe a Axel y a Leo a hablar y ya no paraban quietos, se movian de un lado para otro, jugaban con sus extrañas muñecas y no paraban de hablar por los codos. Y no paraban de preguntarme donde estaba papá…

Llegó otra vez su cumpleaños. Axel y Leo estaban muy contentos y yo también porque al crecer no iban a necesitar tantos cuidados. Y así podría volver al trabajo.

Axel y Leo eran unos niños monísimos.

Como se parecían a su padre, condenado destino…

Capítulo 8

Tras la muerte de Helen, no tenía más obstáculos para formar una familia, así que fue lo primero que hicimos. Celebrar que no había más obstáculos en los planes en el jacuzzy. Éramos libres. Podíamos hacer lo que quisieramos. Ya no tenía que ser mala y despiadada. En principio.

Al día siguiente me desperté con muchas naúseas y fui directa al baño. Quizás estuviera engendrando a una descendiente del clan…

Me puse a seguir buscando la poción de rejuvenecimiento. Quería recuperar el tiempo perdido. Todavía me quedaban muchas cosas por hacer.

Y de repente lo supe. Estaba en estado! Estabamos tan contentos! Me hacía mucha ilusión tener un hijo con Demian. Y tenía la esperanza de que sería una chica, una mujer que siguiera con el clan y continuase con los planes vampiricos.

La asistenta nueva me pidió un autógrafo. Le hacía mucha ilusión trabajar para nosotros, no se lo podía creer. Yo le firmé el autógrafo y le dije que si iba a trabajar en nuestra casa se necesitaba la máxima discreción. Nada de rumores.

Fui a la librería a comprar libros sobre el embarazo. Estaba muy ilusionada y quería que todo saliese bien. Quería darme un respiro y ser un poco normal. No ser una perra como normalmente. Ya no lo necesitaba.

El señor de la oscuridad creció y pasó a ser un gato precioso. Y ya no desrozaba los muebles, lo cual era perfecto porque ya hubo que comprar un par de mesas porque las había destrozado.

Demian estaba igual de ilusionado y leía también libros sobre el embarazo para que todo saliese bien cuando llegase el bebé. A mi me encantaba jugar con el señor de la oscuridad.

Una noche, Demian tuvo una revelación. Y se compró un taller para construir inventos. Me dijo que era una sorpresa, que había pensado algo. Estaba muy misterioso.

Mientras tanto, durante el embarazo a mi me dio por la jardinería, y plantñe un montón de frutas y verduras delante de la casa. Quería aprender un poco para poder tener nuestra propia cosecha de frutas de plasma y así no tener que beber ese brebaje de brick tan malo…

El señor de la oscuridad me despertó una mañana con arrumacos y me miré en el espejo. La barriguita ya se me notaba. Estaba muy contenta.

Cambiamos la habitación de Helen para adecuarla al bebé. Ahora que ya no vivía necesitabamos espacio para el bebé. Y no se me ocurría un cuarto mejor que aquel en el que nuestros problemas terminaron. Le di un toque nocturno para que el bebé se acostumbrase poco a poco a la criatura que iba a ser.

Y de repente… El bebé ya venía! Demian se quedó en estado de shock asi que tuve que llevarme yo misma al hospital.

Entré al hospital y fui directa a los baños de el sótano, allí acccioné un botón sobre la pared para acceder a la parte de maternidad vampírica. Al fín y al cabo, nosotros necesitamos otro tipo de cuidados… Pasaron 6 horas hasta que finalmente dí a luz.

Volví a casa en limusina, medio inconsciente pero feliz. Había sido madre, y aunque todavía no había podido ver a mi bebé. Sabía que todo había salido bien. Me habían dado sangre durante todo el parto y después me desmayé. Es todo lo que recuerdo. Al llegar a casa me desperté y me di cuenta de una cosa. Mis problemas no se habían resuelto. Acababa de aparecer uno bastante importante.

Había dado a luz gemelos! Y los dos eran chicos! Estaba muy ilusionada pero ninguno podía ser el que llevase el clan lhamia a su sigiente generación. Leo y Axel eran los nuevos miembros de esta familia.

Tuvimos que comodar la habitación que habíamos preparado para incluir otra cuna más. Estaban tan monos mis pequeños vampiritos en sus cunitas…

Al llegar a casa me estaba esperando Demian, con una cara un poco triste.

– Ankhiara: Qué te pasa cariño?

– Demian: La asistenta se ha ido de la lengua. Circula el rumor de que hemos tenido hijos fuera del matrimonio…

– Ankhiara, no te preocupes, nos encargaremos de ella.

– Demian: deja que e encargue yo, toda la diversión la has hecho tú hasta ahora.

– Ankhiara: ohhhhh , eres tan mono cuando te pones furiosoooo… dame un beso.

Capítulo 7

La comida de Helen no sólo estaba quemada, estaba envenenadaa! Y el primer síntoma fue hincharla como un globo, la cosa iba de mal en peor…

– Helen: (vomita) uaghh… malditos, no creo que salga de esta, nose que voy a hacer… encima cada vez me encuentro más mal. Y no tengo agua, ni comida, ni auxilio…

La pobre ni siquiera tenía donde ir al baño así que al final se hizo pis encima…

Mientras Helen se consumía, a mi me regalaron una cama flotante. No había dirección, y nose quien diablos la trajo, pero era una cama impresionante. Digna para nuestras vidas de vampiros maléficos.

Llegué a lo más alto de la profesión cazafantasmas, y cumplí un deseo de esos que se tienen de toda la vida.

Demian decidió buscarme un trabajo nuevo junto con él en la profesión criminal. Necesitábamos dinero, cada vez queríamos más y más, y teníamos ganas de formar una familia. Y eso es caro.

El alcalde me entregó la llave de la ciudad por mi trabajo excepcional en la carrera de cazafantasmas. Gracias a ti estamos todos a salvo, dijo.

A salvo de fantasmas, si.

Helen se iba muriendo poco a poco por el veneno y por la falta de agua y comida, pronto sólo sería un suspiro y un recuerdo vago en nuestras mentes.

Al salir de nuestro primer dia como rateros pillaron a Demian, y tuvo que pasar una noche en la cárcel, tiene que tener más cuidado, está empezando y todavía no sabe nada de la vida. Ni de su nueva muerte.

– Helen: dios… que habré hecho yo para merecer este final? Si hubiera sido más sumisa, si no me hubiese enemistado con ankhiara… Ahora ya estoy segura de lo que le hizo a mi padre, y a mi hermano… bueno, él ya no es mi hermano… no puedo creer que esto sea también idea suya…

– Demian: El plan ha salido perfecto, en un rato sucumbirá. Por fín podremos empezar una nueva vida mi amor.

– Ankhiara: Si, por fín podremos empear con el legado de los Lhamia. Seremos los amos de esta ciudad. Ya lo verás.

– Helen: ahhhhhhhhhhhhh……… mi último aliento, será para pedir perdón a mi padre, por haberle fallado y no haber podido resucitarlo…. Padre, me voy a reunir contigo…

Helen cayó al suelo y dejó de respirar. Ya no había gritos, ya no había lloriqueos, sólo un silencio eterno mientras la muerte caminaba por la casa.

– Muerte: levántate Helen, ya no tienes que sufrir más. Todo a pasado.

El espíritu de Helen apareció en medio de la habitación, con el color rojo de la muerte provocada.

Ella suplicó y suplicó a su verdugo por una segunda oportunidad. Por una vida que ya nunca iba a volver.

Pero la muerte es caprichosa, y cuando quiere algo, se lo lleva.

Capítulo 6

A todo esto, Helen dormía tranquilamente ajena a todo lo que se estaba planeando, no tenía idea de que se habían confabulado en su contra.

– Demian: por qué no vamos a la cama para sellar nuestro acuerdo?

– Ankhiara: me parece un plan estupendo.

Por fin, todo parecía salir bien. Sólo había que encargarse de la basura…

Por raro que parezca, me estaba enamorando de aquel chico. Por una vez, me sentía manipulada, y no al revés. Aún así, me gustaba, era un sentimiento raro, pero me gustaba. Tená ganas de empezar mi vida con él.

A la mañana siguiente Helen se despertó:

– Helen: qué pasa? Por qué no hay nadie en casa? Ya es casi mediodía…

– Helen: no me lo puedo creer! Mi hermano! Con esa bitch! Esto no puede estar pasando… Tengo que hacer algo, y rápido… Pensaré en algo mientras Demian sale…

Era el día de la graduación de Demian. Si, no le sentaba nada bien el traje, ni el sombrero, pero con otra pinta estaba perfecto, no como su padre… que menuda nariz… Demian fue a su graduación y por fin era considerado un adulto por la sociedad. Todavía no se había transformado, así que podía salir por el día.

Yo me pasé el día investigando alquimia. Descubrí que tenía un talento innato para las pociones. Quién sabe cuántas cosas más hubiese aprendido sobre ser vampiro si Lucky no hubiese muerto. Aunque las primeras no salieron muy bien…

KABOOOOMMMM!!!!!

– Helen: sabes? Estás muy graciosa, por fin toda tu belleza a salido a la luz.

– Ankhiara: quién te paga la ropa Helen? Quién paga las facturas? Deberías tratar mejor a la mano que te da de comer, o las cosas podrían cambiar.

– Helen: tu mataste a mi padre, así que qué menos que me des una casa, teniendo en cuenta que tu vendiste la mía.

– Ankhiara: sabes Helen, estoy harta de que te vayas inventando cosas de ese estilo. Tu padre murió de viejo. Yo no tuve nada que ver, modera tu lenguaje o sino…

– Helen: o sino qué?!?!

– Ankhiara: está bien yeti peluda, tú lo has querido!!!!!

Helen y yo nos enzarzamos en una pelea tremenda, quedó muy claro que en esta casa sólo tenía enemigos, las cosas se ponían interesantes.

– Demian: muy bien cariño, le has enseñado quién manda aquí

– Ankhiara: dame un beso cariño mío, ya no tenemos por qué escondernos…

– Helen: (piensa) maldito el día en el que mi padre se dejó embaucar, tengo que salir de aquí… mejor me largo a mi habitación.

– Demian: sabes Ankhi, he pensado que ahora que mi hermana ya sabe que estamos juntos, podríamos ser una pareja formal..

– Ankhiara: estoy segura de que cuando seas vampiro serás el más guapo de todos. Bésame. Por qué no estrenamos el nuevo jacuzzi que me han regalado mis fans?

Así que nos metimos en el jacuzzi, y obviamente, desnudos. Sino no tenía gracia…

Fue un momento espectacular, aún lo recuerdo y eso que ha pasado muuuucho tiempo. Si, cada vez me gustaba más Demian.

Durante los próximos días, Helen se convirtió en la asistenta de la casa. Nos tenía auténtico pánico. Aunque ella pensaba que sería capaz de vengarse. Pobrecilla.

– Helen: encima tengo que lavar sus bragas, nose si voy a poder aguantar esta situación mucho tiempo. Tengo que conseguir escaparme para ir al laboratorio científico y resucitar a mi padre…

Yo la escuché, no podía permitirlo. Tenía que trazar un plan con Demian y saltar a la acción o la niñita de papá me estropearía los planes. Intentamos normalizar un poco la situación en casa, para que no sospechase.

Demian trajo un gatito a casa. Le llamamos el señor de la oscuridad maligno. Maligno de apellido. El gato alegró un poco a Helen y parece que ya no tenía tantas ganas de escapar.

Poco después de volver a casa, Demian se sentía raro. Y es que vereis…

Demian ya era un vampiro. Y dios que vampiro, estaba increíble.

Esperamos a que Helen se durmiese para trazar un plan. Está tan mona cuando duerme, tan indefensa…

– Ankhiara: esto es lo que haremos (susurro)….

– Demian: si, me parece buen plan, después bailaremos con su fantasma para seguir atormentándola.

A la mañana siguiente…

– Helen: eoooooooooo! Alguien me oye!!! Me puerta etá atascada, no puedo salir!!

– Ankhiara: no esta atascada cielo, bienvenida a tu funeral. Tu última comida se nos ha quemado, cuanto lo siento.

Y así, encerrada, sola, sin familia, y sin futuro, Helen se puso a comer sus macarrones con queso quemados… comió y comió hasta que estalló en lágrimas…

Capítulo 5

 Este es el aspecto de la casa después de invertir el dinero de Walter. Tiene mejor pinta eh? aún así todavía quedaba mucho por mejorar en ella.
– Helen: Buah, que asco de via, mi padre se vuelve un viejo verde y por eso ahora hay que vivir en esta pocilga, encima pretende que busque un empleo…
Helen no estaba muy cómoda con la unión, y desde luego no nos llevábamos precisamente bien. Creo que tendré que deshacerme de ella si se pone muy pesada, total, aquí lo único que va a hacer es trabajar de asistenta gratis…
No. desde luego la calma no iba a ser un estado normal para esta casa. Pronto salieron a florecer las primeras desgracias.
Walter había muerto. Encima durmiendo en mi cama… por lo menos no voy a tener que preocuparme de él. ya se ha encargado él solo de morirse. Un poco antes y no consigo su dinero…
– Helen: NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!! es una cazafortunas! ella te ha hecho esto! padreee! no te lo lleves porfavor… esto no va a quedar así.
Pero la muerte no escucha a nadie, y menos a niñatas ingratas. Siguió su camino y se llevo consigo a Walter.
Dios, odio seguir sintiendome como una humana, todavía puedo sentir el dolor de las pérdidas. Todavía no debo estar acostumbrada a mi forma vampírica. Necesitaría un corazón de piedra… pronto lo conseguiré.
– Helen: Padre… yo vengaré tu muerte, haré todo lo posible, te voy a recuperar, mandaré tus cenizas al laboratorio para que puedas volver a la vida.
Pobrecita, no sabe que su fin también se acerca…
Por el contrario, Demian no parecía en absoluto triste, es más parecía como enfrascado en algo, en algún plan o estrategia.
Una noche, Walter salió de su tumba y se paseó por la casa para ver como iban las cosas ahora que no estaba él en casa.
– Walter: Oh, mi querida Ankhiara, que feliz fui en nuestro único día de matrimonio. Te esperaré al otro lado impaciente.
Después de notar lo triste que estaba su hija, Walter se durmió a su lado para que se sintiera protegida. Pero eso no la iba a salvar de nada claro.
– Ankhiara: (gritando) Y LIMPIA BIEN TODO ESCLAVA! SI NO QUIERES ACABAR COMO TU PADRE!
– Helen: dios… que puedo hacer, esta vida es horrible, tengo que pensar algo para librarme de ella. Pero es mas fuerte que yo, me embruja y no soy capaz de reaccionar…
– Ankhiara: QUE HACES AHÍ PARADA HABLANDO SOLA COMO UNA LOCA?!?! A TRABAJAR!!!
La semana siguiente fue el cumpleaños de Demian. Me aseguré de prepararle una fiesta decente ya que con él no tenía problemas. Quién sabe, quizás me sea útil en un futuro.
– Demian: qué voy a pedir…
Yo traté de escuchar lo que pedía de deseo por curiosear en su mente un poco
– Demian: quiero… que Ankhiara me convierta en vampiro y juntos reinemos un mundo de caos y torturemos a mi hermana.
O.O no tenía palabras para lo que capté. Era la primera vez que conocía a alguien tan mal´volo como yo.
Demian se convirtió en todo un semental. Quizás era hora de charlar un rato a solas con él para ver con qué me encontraba.
– Demian: sabes, se que eres un vampiro. y se que no querías a mi padre. Pero yo tampoco quería a ese viejo, no hacía más que mandar y tratarno mal. Y encima mi hermana siempre lamiendole el trasero. Quiero ser como tú, quiero estar contigo toda la eternidad y velar por ti. y sobretodo quiero que nos deshagamos de mi hermana.
– Ankhiara: Todo a su tiempo joven Demian. Me halaga todo lo que me dices, per los planes llevan su tiempo. y tu acabas de crecer. De veras crees estar preparado?
– Demian: claro. ponme a prueba.
(hechizo atrayente)
– Ankhiara: cómo te sientes?
– Demian: igual que antes, loco por ti y por la maldad.
– Ankhiara: buena respuesta.
– Ankhiara: esto es por portarte tan bien y ser un buen subdito.
– Demian: Qué vas a hacerme?
– Ankhiara: espera y verás.
Y así, convertí a Demian en vampiro. la cuenta atrás empezaba.
– Demian: dios, cuanto me pones, ven aquí.
En ese momento oímos ruidos fuera y salimos aver que era.
– Walter: mi propia mujer… con mi propio hijo, sangre de mi sangre! cómo os atreveis! en mi propia casa!!!!
– Ankhiara: calla pedorro, no me hagas arrepentirme de no haber vendido también tu lápida.
– Walter: sabeis, esto no va a quedar asi, Helen me decía que tu eras mala, peor no la creía, y ahora se que es verdad. Ella va a devolverme a la vida, y entonces, mi venganza será eterna!.
– Demian: no te preocupes, pronto te reunirás con ella, porque la vamos a matar.

Anuncios